Continúan las actividades legislativas del Diputado Alejandro Rangel Segovia

en materia de política exterior

 

 

Convencido de que la política exterior debe contribuir al desarrollo interno del país y por consiguiente reposicionar a México; el Dip. Alejandro Rangel Segovia, como integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores realiza visitas protocolarias a embajadores de México en el exterior.

 

En la Embajada de México en Rusia, el Dip. Rangel Segovia dialogó con el Dr. Luis Enrique Vértiz, jefe de la cancillería en Moscú, destacaron la importancia de la próxima realización de la Cumbre del G-20 en San Petersburgo en septiembre próximo, donde se prevé que el Presidente Peña Nieto tome acuerdos con el Presidente ruso Vladimir Putin de gran relevancia como son: evitar los visados para ciudadanos de ambos países, apoyo técnico y tecnológico en materia de energía nuclear sin fines bélicos y el reconocimiento de profesiones a efecto de validar las mismas en cada nación y pueda agilizarse el intercambio profesional.

 

A nombre del Señor Embajador Excmo. Rubén Beltrán, el jefe de la cancillería reconoció la labor de la Comisión de Relaciones Exteriores en Cámara de Diputados para apoyar la política exterior de México en países tan importantes como Rusia y donde en breve hará falta la ampliación de las áreas de conexión comercial para aprovechar las de oportunidad que Rusia ofrece en su acelerada incorporación a la producción y los mercados globales.

 

En Viena, Austria; con el Excmo. Sr. Embajador, Luis Alfonso De Alba, además de conocer el funcionamiento y estructura de la embajada sostendrá un intercambio de diversos puntos de vista sobre varios temas de interés nacional, para trabajar conjuntamente y fortalecer la relación con aquel país, muy importante en materia académica y de cooperación técnica y científica para generar una mayor presencia de México en Austria.

 

Cabe destacar que la embajada de México en Austria representa a México ante ese país, al igual que en los países de Eslovenia y Eslovaquia, y además funge como misión permanente ante organismos internacionales con sede en Viena como la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCEN), el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), entre otros.

 

 

Diputado Alejandro Rangel Segovia en su visita a la embajada de México en Austria, con el  Excmo. Sr. Embajador, Luis Alfonso De Alba.

 

ENERO-FEBRERO AGORA VI

 

ENCUENTRO

                                           Genaro Ramón Moreno Garmendia

         Como persona no soy un ser cerrado en mí mismo. Lo que me constituye en profundidad es el trato con los demás. Mi presencia y epifanía se comprueba en la comunión interpersonal que se realiza desde mi ser, que se descubre en, con y para los otros. Mi plenitud y realización encuentra su sentido en todas mis relaciones.

         Soy el poseedor del bien y el mal del otro, yo decido cómo y de qué manera me doy. Hablo, escucho y entrego construyéndome cotidianamente. En el decir y entregar, en el escuchar y recibir se desarrolla en esencia mi relación con los demás. Aquí se encuentra la fuente y significación de todo lo que soy.

         Por el hecho de ser persona poseo una estructura dialogal que se fundamenta en la apertura de lo que comunico en cuanto ideas, conceptos y sentimientos, en concreto, hablando y amando. Es en el diálogo donde me identifico como ser-en-relación.

         En el ámbito del diálogo se facilita el encuentro y el espacio donde el “nosotros” habita, donde se fortalece y potencia la individualidad absoluta del “tú” y el “yo”, donde se manifiesta la realidad de forma maravillosa. En el diálogo auténtico ambas partes nos aportamos en toda extensión y sin límite a nosotros mismos.

         Mi verdad no es el aislamiento y la soledad, sino comunicación y solidaridad. Para subsistir mi yo se alimenta del tú, a quien me encuentro vertido de forma constitutiva, el tú da sentido a mi propia identidad como persona. Nunca el tú es añadido o suplemento, siempre es complemento. Se convierte en mi destino y meta. Lógicamente se encuentra ahí para que el yo le entregue todo el bien que se merece.

         En respuesta comprometida a la presencia e interpelación del tú, es como yo me hago persona en la medida de mi entrega, con la conciencia plena de que se está respondiendo a un tú que se encuentra siempre al mismo nivel personal.

         Soy quien soy gracias al tú y al testimonio de entrega que queda grabado en la realidad que compartimos. Soy amigo, sí y solo sí, tengo un amigo frente a mí, me poseo personalmente, pero soy amigo solamente en esa circunstancia y nuestros hechos comunes lo demuestran y avalan. Y esto se reafirma de forma evidente en todas mis relaciones, que definen cada una de las formas de ser que poseo, padre, hermano, trabajador, ciudadano…

         Mi realidad, de excelencia o no, se establece entre la absoluta propiedad de lo que soy y la absoluta entrega adecuada al tú que tengo enfrente, en el caminar de reciprocidad que se establece entre el “yo” y el “tú” continuo y permanente. Saber quién soy, que tan bueno soy y lo qué queda por mejorar se verifica en los actos testimoniales de mis relaciones.

         Mi presencia, por lo tanto, requiere responder continuamente, por el hecho de la presencia existente del otro, en el nivel de relación en que se encuentre conmigo, exige respuestas, reconocimiento y amor, por lo que si el otro se ha convertido en una parte esencial de mi ser, también me llama para que yo le proporcione su ser de forma adecuada y vital.

Mi realización plena se encuentra depositada en el encuentro personal, en todas mis relaciones persona-persona con el otro.

 

        

 

 

 

        

 

NOVIEMBRE-DICIEMBRE AGORA V

 

       Amigo Genaro Moreno (1).pdf (7,4 kB)