ÁGORA JUNIO-JULIO 2014

 

EDITORIAL

 

 

Efraín Huerta oriundo de la vecina ciudad de Silao el 18 de junio de 1914, llegó a este mundo;  poeta, periodista profesional y crítico cinematográfico. Perteneció a la llamada “Generación de Taller”, agrupación marcada por la guerra española. Su poesía, algunas veces revolucionaria y otras “tierna”, está impregnada de sentimientos extremos que fluctúan entre la protesta, la furia, la ironía y el amor.

Ágora celebra el centenario de su nacimiento, con el apoyo de la escritora Raquel Huerta Nava, lo que agradece enormemente el Círculo Cultural Irapuatense, A. C.; quedan en estas páginas su testimonio como heredera del Gran Cocodrilo, del “Poeta del Alba”

La partida de Gabriel García Márquez, uno de los escritores cumbres de Latinoamérica, en letras de Jaime Panqueva, ocupa espacios en esta edición de la revista cultural de Irapuato  escritor también, colombiano también. Mayra Zandate nos recuerda algo sobre la vida de Gabo, y desde su visión  joven opina sobre sus libros más representativos.

En 1914, coincidente año de centenarios, Julio Sabines   -padre de uno de los poetas atemporales, más reconocidos, más leídos por los jóvenes, más querido y entrañable-,  nació en el Líbano, emigró con sus padres y dos hermanos a Cuba, de ahí se traslada a México, llega a Chiapas, donde forma su familia, se casa con Luz Gutiérrez Moguel y procrean 3 hijos: Juan Jorge y Jaime…  SÍ, Jaime Sabines el poeta entrañable, sobre quien escribe el Maestro Carlos Palars su artículo  bajo el título “In Memoriam” Jaime Sabines, poeta verdadero y extraordinario como lo llamó Octavio Paz.

Carlos Palars físico-matemático, pintor, astrónomo, escritor, hombre de una gran visión, hace una crítica a la obra de Sabines; donde da respuesta a las interrogantes que su poesía presenta a su lector, la poesía que ofrece ruptura y continuidad, cercanía y enojo por la identificación que ahí encontramos, es un análisis que por interesante capta toda nuestra sensibilidad e intelecto.

 

Poesía, cuento, narrativa, crónica con calidad literaria,  de  fieles colaboradores guardan estas páginas, que el lector disfrutará al máximo.

Nuestro Círculo Cultural Irapuatense A. C., en este XIX aniversario, Recibimos un reconocimiento del Diputado Federal Alejandro Rangel Segovia, durante una comida que nos ofreció.  La crónica del evento en páginas centrales.

 

¡Gracias a nuestros lectores!    ¡Gracias a nuestros patrocinadores!

 

¡MUCHAS GRACIAS!

 

 

ÁGORA MARZO-ABRIL 2014

E D I T O R I A L

 

El Círculo Cultural Irapuatense, A.C. es una asociación civil, sin fines de lucro. Nace a partir del impulso de colaborar con el crecimiento de nuestra Ciudad fresera en los renglones del arte y la cultura.

 Desde su fundación, en el mes de marzo de 1995, ha contado con la participación de destacados artistas e intelectuales que con su colaboración han ayudado a la continuidad del proyecto que justifica su permanencia de 19 años, en la difusión de nuestra riqueza cultural y proyectando la obra de los artistas nacidos y formados en Irapuato, como aquellos que siendo de fuera les interesa exponer su obra y recibir la crítica y el reconocimiento de quienes aquí nacimos y de aquellos que ha adoptado   esta tierra como propia conociendo su nobleza.

Para llevar a cabo actividades, siempre se ha partido de que el beneficio de la educación sea para todo el pueblo, tomando en cuenta que los eventos y actividades como talleres sean gratuitos y si en ocasiones se ha designado una cuota de recuperación siempre se ha procurado sea mínima,  ya que como asociación civil sólo se cuenta con los apoyos económicos de quienes la conforman, y dichos apoyos, son en realidad simbólicos. 

El CCIAC desde su inicio tiene abiertas sus puertas a todo aquel que se sienta inclinado hacia la creación artística o a la promoción cultural.

La presentación de la revista ÁGORA ha sido el testimonio escrito de la historia del Círculo, desde aquel marzo de 1995, cuando en casa de Silviano  Rivera , semanalmente se llevaban a cabo reuniones semanales donde se tomaban acuerdos sobre las actividades a realizar así como “La Charla de la Semana” impartida por  algún importante personaje, la mayoría de las ocasiones eran destacados irapuatenses, o invitados que llegaban de otras ciudades del País para disertar sobre los diversos temas del arte, y la cultura; “Charlas”  sólo para miembros del CCIAC.

Presentaciones de libros, exposiciones de artes plásticas, conferencias, talleres. Actividades que se realizaban  en foros alternativos, como Museo de la Ciudad, Casa de la Cultura y plazas públicas. Destaca y se recuerda “El Rincón del Arte”, por la repercusión que  tuvo en Irapuato; evento que se realizó en la Plaza Fundadores, espacio que actualmente se entregó a la Parroquia de la Virgen de la Soledad.  Los domingos  se reunían pintores, escultores, artesanos, que mostraban su trabajo, mientras que cientos de visitantes disfrutaban lo expuesto en esta galería pública.

Preservar las tradiciones del Irapuato de nuestros antepasados son prioridad para el Círculo Cultural Irapuatense; el altar de muertos,  el monumental nacimiento decembrino, las posadas cacahuateras, el levantamiento del Niño Dios, el altar de Dolores, exposiciones de juguetes artesanales, de trabajos de cestería, la cocina de la fresa y todo lo relacionado con cultura popular.

Capítulo especial e, la vida de nuestra asociación ha sido la época en que  gracias a la familia Echeverría Vallecillo, entregó en préstamo su casa familiar, ubicada en la calle Pípila 82, para realizar diversas actividades artísticas, con toda libertad de fechas y horarios. Casa catalogada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia  -INAH- , lo que intensifica su valor convirtiéndola en una joya arquitectónica. Entonces el CCIAC con gran esfuerzo llevó a cabo su reconstrucción y remozamiento.

Ahí quedó gran parte de la historia del trabajo cultural este grupo de irapuatenses comandados por el licenciado Rubén Pérez Vargas, incansable amante de su pueblo, con su arte y cultura.

Irapuato es una Ciudad en constante progreso en todos los renglones de su actividad, tanto comercial, industrial, educativa, cultural en general.

Una sociedad como ésta en actividad constante y por lo tanto siempre en búsqueda de satisfacer las necesidades que se crean con su crecimiento, consciente de ello  la misma sociedad se ha preocupado por organizarse en asociaciones civiles con distintos objetivos tantos como necesidades tiene la comunidad, pero todas ellas en busca del bienestar ciudadano.

“En el renglón del arte y la cultura, motivo y justificación del surgimiento del Círculo Cultural Irapuatense, A.C.   conformado por individuos involucrados en la creación artística y la promoción  de ese trabajo. 

Aquellos que sin encontrar espacios para mostrar  su obra, para desarrollar proyectos, dar a conocer el resultado de investigaciones sobre historia de esta tierra tan querida, siempre se han acercado al Círculo donde han encontrado respuesta y el apoyo necesario para manifestar sus inquietudes y dar a conocer su obra creativa.

El “Marquitos”, presea que se entrega a quienes ponen en alto el nombre de Irapuato a través de su trabajo a favor de los demás en el renglón del arte y la cultura nuestra.

El CCIAC también entregó el Premio “Quijote Peque Gutiérrez”, creado en memoria de un hombre  que fue determinante en el surgimiento de esta agrupación, hombre integro, con un gran amor a sus semejantes, dueño de talentos destacados  en las letras, la pintura, humanista, y demostró siempre con su ser y actuar su gran amor por Irapuato.

Ambas  esculturas son obra  del destacado  artista Héctor Peralta, defeño por nacimiento, pero de corazón ha adoptado esta Ciudad fresera como su lugar para crear…   para hacer su vida…

Después de 19 años el Círculo Cultural Irapuatense A.C., inspirado en esa filosofía de Peque Gutiérrez – que vive en la memoria de todos nosotros- ,  ha dejado huella clara y profunda de su trabajo  en beneficio de esta tierra amorosa que nos vio nacer, y en quienes dentro del Círculo han sido adoptados por este pueblo progresista que la habita y recibe con los brazos abiertos a todos aquellos llegan a contribuir con su trabajo, aspiraciones de superación y buen corazón.

Así Rubén Pérez Vargas fundador y presidente del CCIAC hace una muy breve semblanza de su obra.

              ¡Enhorabuena Irapuato, por estos 19 años de vida,

                  del Círculo  Cultural Irapuatense y de ÁGORA! 

 

 

Ágora Agosto-Septiembre 2013

 

EDITORIAL

 

 

El presente número de ÁGORA, tiene dedicatoria a los 50 años de Rayuela, de Julio Cortazar, “es la mejor novela de la América hispana” en  opinión de muchos intelectuales, pero es un hecho que rompió los moldes de ese  género literario, un libro fundamental en la literatura del siglo XX, que  detonó el boom latinoamericano, de ahí la importancia de este escritor nacido  en Bélgica  el 26 de agosto de 1914, hijo de padres argentinos;  nacionalizado francés,  vivió en España, Italia y Suiza…  ciudadano del mundo, y argentino.

Dejamos líneas abajo, la crítica de María del Rocío Arenas Carrillo, sobre la obra de Cortázar, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de Universidad de Guanajuato, destacada Maestra, también de la Escuela de Educación de Nivel Medio Superior de Irapuato

 

(….)  Para Cortázar, la literatura es una incitación tendiente a que el lector se asuma como partícipe de las vivencias por las que pasan los personajes, las tramas tradicionales de la narrativa se dislocan porque apuesta con las estructuras, vuelca las circunstancias de tal modo que seduce, libera la concepción  común de que el texto literario sirve para reconocerse en él y gozarlo simplemente, por eso su repulsión a toda retórica encaminada a entender la obra como espejo de la realidad.  Él busca, y procura que sus lectores emprendan en el fenómeno literario la misma búsqueda de un lenguaje sin mediaciones, pretende un discurso que corrompa la realidad y la recree, que mediante la experiencia estética conquiste una visión de mundo renovada, provoque en el pensamiento y en otras instancias del hombre una comprensión y una conciliación con su mundo, que sepa del carácter esencial de la conciencia que significa ser hombre, y se integre a él, que sea, en el transcurso y después de la lectura, más hombre.  Que el exceso de la razón no detenga a la conciencia, sino que ésta se aventure a arribar diagonal o verticalmente en otros modos de significar, par que la literatura cumpla verdaderamente con su función estética y la trascienda; que invada al lector en su experiencia como quien toca un instrumento y no es sólo el ejecutante ni el intérprete ni el creador ni la música, sino un mismo orden  que emerge en el acto, y se mueve en su acuidad, una confluencia ocasional y prodigiosa imposible de escindir. (….)

*Fragmento del libro: La Estructura Fenomenológica del Reino Milenario  (una interpretación de “Final del Juego” de Julio Cortázar). Autora María del Rocío Arenas Carrillo

 

Ágora Mayo-Junio 2013

Editorial

 

El Circulo Cultural Irapuatense, A. C. y Ágora rinden homenaje a Antonio González Juárez, destacado pintor que nos dejó en con su partida el orgullo haber nacido en esta tierra abajeña. 

En su vasta obra de calidad inmejorable siempre dejó impreso el amor a esta tierra, ya sea en paisaje urbano, en retrato de tantas familias conocidas, en esos bodegones que desprenden  armonía, serenidad y se encuentran donde la vida cotidiana hace suya la reunión de la familia.

Héroes nacionales al óleo, quedaron enmarcados en la Casa de todos. La gente de su tierra, con sus tradiciones… ese era Antonio González y muchos más temas que dejó y que en colecciones se guardan como el máximo tesoro.

En el Museo de la Ciudad la CTM y el Círculo Cultural Irapuatense, haciendo historia de la obra “Emancipación”, y la presencia de la Lic. Rocío González Villafaña, que participó haciendo una semblanza de su padre, ahí se inició este póstumo homenaje.

Irapuato de luces,  Irapuato de sombras. (….) Imágenes desvanecidas en el tiempo, pero que hoy vuelven a renacer, a cristalizarse, a ser, y a tener vida, en esta caja de arte, gracias al toque genial de Antonio González Juárez…  Escribe Sebastián Martínez Castro en Prólogo que hace a Caja del Arte    Colección Irapuato Antiguo.

En esta edición, transcribimos la presentación que hace Federico Ramos Sánchez en el catálogo del Artes Visuales del 34 FIC;  con su amplio conocimiento sobre artes plásticas.

Lola de Castro entrevista  al Maestro, cuando el año 2006,  en ese Festival Internacional Cervantino expone como invitado especial, su muestra Color y Perspectivas.

El periodista Luis Alfonso Méndez Lara (Q.E. P.D.), presentó la exposición realizada en Casa de la Cultura en el año 2004, en estas páginas aparece su texto que lleva por título CALIDAD Y CREATIVIDAD una cuestión de estilo.

Luis Felipe Pérez Sánchez, narra un episodio en la vida del Maestro González con su estilo que le ha llevado a ganar el Premio Nacional de Cuento “Efrén Hernández” 2012.

Leticia Aguilar, hace un recuento de la trayectoria de nuestro homenajeado.

HOMENAJE POSTUMO AL GRAN MAESTRO  ANTONIO GONZÁLEZ, en una entrevista a un mecenas y amigo, don Amancio Ramírez , la podemos leer gracias al talento de  Héctor Gallardo Miranda.

El Maestro Carlos Palars, nos invita a leer “A la memoria de Antonio González Juárez”.

Javier Romero discípulo de A. González deja su  testimonio, como receptor de sus enseñanzas.

Rubén González Villafaña  nos deja disfrutar de la obra de su padre. Y desde luego más imágenes de cuadros,  obra del inolvidable Pintor Antonio González; que vivirá siempre en su arte.

Ágora Marzo-Abril

Editorial

En la Grecia antigua, el ágora comprendía la plaza pública, punto de encuentro en la reunión y en el debate, foro abierto a las ideas, donde el espacio cobraba vida.

La revista ÁGORA surge como el llamado de la plaza pública de nuestros días, como un foro donde creadores por encima del nombre, lo importante sea la reflexión, también un vínculo de  de estilos y tendencias artísticas, un puente hacia el pasado para comprender nuestro presente y letras nuevas sobre el papel y el monitor.

 

Hace 18 años  en la PRESENTACIÓN del primer número de la revista ÁGORA, su director el licenciado  Víctor Manuel Baltazar Ayala (QPD), escribió lo que resultó ser una realidad cuando en el papel se hablaba de propósitos, y el Círculo Cultural Irapuatense, A. C, a la fecha continúa cumpliendo con los fines para los que fue creado.

Así apareció aquel día primero de marzo de 1995:

 

No queremos ni una vida sin cultura, ni una cultura sin vida, sino una cultura viviente.

Samuel Ramos

 

Siguiendo la idea del ilustre filósofo mexicano, apuntada al rubro, un grupo de irapuatenses hemos decidido participar activamente en la vida cultural de nuestra Ciudad.

Queremos apartarnos un poco de la actitud simplemente expectativa, para convertirnos en protagonistas de la cultura de Irapuato.

Queremos manifestar nuestro punto de vista desde la perspectiva que cada uno de nosotros tiene de lo que es Irapuato desde el punto social o estético. Obviamente no se trata de tener una posición meramente localista, también es nuestra meta trascender nuestro limitado perímetro.

Queremos motivar a todos aquellos que no han encontrado una salida a sus inquietudes expresivas, a todos aquellos que quieren hacer oír su voz, o hablar por  quienes no pudieron hacerlo en su tiempo.

Queremos estimular la creatividad, desde el humilde, pero no menos valiosos artesano, hasta el intelectual de altos vuelos.

El medio y la estructura para canalizar nuestros esfuerzos de manera inmediata, es la creación de un grupo u organismo que lleve a cabo estos propósitos  por lo que hemos convenido en crear  el Círculo Cultural Irapuatense, A. C. y como su órganos de difusión la revista ÁGORA.

El proyecto ha fructificado, la asociación está formada y hoy se da a la estampa el primer ejemplar de ÁGORA.

Abrimos los espacios de manifestación que ahora nacen, a la gran colectividad irapuatense.

Enhorabuena

 

 

Ágora Enero-Febrero 2013

 

Editorial.pdf (287,6 kB)