Hasta siempre Raúl…

 

 

PIE DE FOTOS

 

   1.-  Texto escrito de puño  y letra de Raúl Zárate, tras este cuadro que lleva el  título: Hombre de todos los comienzos.

 acrílico / lienzo  29 X 51 cm.  (colección Privada)

 

 

 

Hombre de todos los comienzos, de la última, del quedarse con una sola muerte, de particularizarse con la muerte, piedra sobre piedra, piedra creciendo el fuego……

…..Nuevo Viracocha, de él se esperaban todas las saetas de la posibilidad  y ahora se esperan todos los prodigios en la ensoñación.

 

José Lezama Lima

Ernesto Guevara, comandante nuestro

Ernesto Guevara de la Serna  nace 14 de junio 1928 en Rosario, Argentina

 El 9 de octubre de 1967  Es asesinado por orden del Gobierno Boliviano, en convivencia  con la CIA  USA

Ninguno de los asesinos ha sido juzgado

 

2.- Letras de Julio Cortázar, así también de puño y letra de Raúl Zárate que dejó tras la presente obra, y  tituló:   Yo tuve un hermano, - acrílico/tabla, 60X 43- cm. en referencia al poema que Cortázar dedicó al Che

 

 

 

…….no sé escribir cuando algo me duele tanto, no soy, no seré nunca el escritor profesional listo a producir lo que se espera de él, lo que le piden o lo que él mismo se pide desesperada­mente. La verdad es que la escritura, hoy y frente a esto, me parece la más banal de las artes, una especie de refugio, de disimulo casi, la sustitución de lo insustituible. El Che ha muerto y a mí no me que­da más que el silencio……

a veinte días de la muerte del "Che"

Julio Cortázar

1914 - 1984

 

 

3.-  En este collage del maestro Zárate, en el libro que aparece  tiene escritos los siguientes versos de la canción  Hasta siempre Comandante  de Carlos Puebla:

Tu mano gloriosa y fuerte 
Sobre la historia dispara 
Cuando todo santa clara 
Se despierta para verte. 

Aquí se queda la clara, 
La entrañable transparencia, 
De tu querida presencia 
Comandante Che Guevara. 

Seguiremos adelante 
Como junto a ti seguimos 
Y con Fidel te decimos: 
Hasta siempre Comandante. 

*Tras el cuadro - 40X57 cm.- se lee: Respuesta a la carta de despedida del Che, cuando sale de Cuba, 1965, a su muerte  esta canción se convierte en himno a su memoria

 

 

 

 

 

4.- En vista de lo cual no le ha quedado al Che otro camino

        que el de resucitar

        y quedarse a la izquierda de los hombres

        exigiéndoles que apresuren el paso

        por los siglos de los siglos.

       Amén.


También de puño y letra de Raúl Zárate escrito tras este cuadro-acrílico/tabla, 30X49 cm-, de José Saramago, fragmento del poema Credo al Che
 

PIE DE FOTOS

 

 

la imagen que incendia todos los puentes

la desaparecida en mitad del abrazo

 

 

 

la muchacha que en mitad de la vida

me despierta y me dice acuérdate.

 

 

la firma del sin nombre a lo largo de tu piel

 

 

 Allá, donde terminan las fronteras, los caminos se borran. Donde empieza el silencio. Avanzo lentamente y pueblo la noche de estrellas, 

 

 

 

Si es muerte sólo por ella vivo

si es soledad hablo por ella

es la memoria y no recuerdo nada

 

 

El día es breve    la hora inmensa

  hora sin mí    yo con su pena

la hora sin pasar

y en mí se fuga y se encadena

 

Quiere salir de sí

                  Arder

en un cuarto en el fondo de un cráter

y ser bajo dos ojos fijos

ceniza       piedra congelada

 

 

 

 La libertad es decir para siempre cuando decimos ahora

Es un juramento y es el arte del enigma transparente…

 

 

 

El hombre es sus visiones: una tarde,

después de la tormenta,

viste o soñaste o inventaste,

es lo mismo

 

*Las citas colocadas a manera de pie de foto son desde luego versos entresacados de la poesía del enorme Octavio Paz

 

 

ÁGORA MAYO-JUNIO 2013

En imagenes

 

 

CTM y Círculo Cultural Irapuatense

 

Homenaje para Antonio González

 

En ceremonia que se llevó a cabo el día 30 del pasado mes, en el Museo de la Ciudad, con gran solemnidad se rindió homenaje póstumo al pintor Antonio González, autor de un cuadro de gran formato titulado “Emancipación”, en el cual el artista interpretó de manera genial el esfuerzo, la energía y el poder del hombre y su lucha para lograr su emancipación, su libertad. Obra que fue un encargo del entonces líder de la CTM, Martín Montaño Arteaga en 1973, y fue colocada en un muro de la Casa del Obrero, ubicada como todos sabemos en la calle 5 de Febrero.. En el año 2001, después de su restauración realizada por el mismo Antonio González, se depositó en el Museo de la Ciudad.

 

La Lic. Rocío González Villafaña, tomó la palabra para dar una breve semblanza de su padre el artista, muy emotivo el momento, el público asistente con su aplauso dejó en claro la admiración ante la obra de Antonio González.

Participó en este evento la soprano Monserrat Rivas, que en su primera participación cantó arias de ópera, para después interpretar canciones de María Greever,  favoritas del Maestro González. La soprano  como siempre que se presenta ante el público, recibió las muestras de reconocimiento a su talento y espectacular voz.

En esta misma ocasión la Confederación de Trabajadores de México CTM, y el Circulo Cultural Irapuatense, A. C. CCIAC., dentro de la Semana Obrero Cultural, convocaron al Concurso de Fotografía bajo el tema “el Trabajo y los Trabajadores” con una gran respuesta, extraordinario número de fotos presentadas; de entre las cuales el jurado integrado por el Mtro. Federico Vargas Somoza,  Gerardo García, fotógrafo galardonado en múltiples ocasiones, y Jaime Padilla Calzada   dieron su fallo  quedando  el  1er lugar para Juan José Ramírez Valencia,  2º  Everardo M. Hernández Palero y 3er. Lugar  Bernardo Álvarez. Se hicieron merecedores de  premios con un monto de cinco mil, tres mil y dos mil pesos.

Durante la ceremonia, se dieron a conocer los nombres y se entregó un Diploma a ganadores del Concurso.

   Presentes en el estrado, el Secretario General de CTM, el Lic. Roberto Palacios Pérez, el Lic. Bernardo Rangel Segovia, el Lic. Rubén Pérez Vargas Presidente del CCIAC, el Arqlgo. Federico Vargas Somoza, Director del Museo de la Ciudad y la Lic. Rocío González Villafaña.

El 1º. de mayo en desayuno con invitados especiales el Diputado Federal Alejandro Rangel Segovia, hizo entrega de premios a los fotógrafos triunfadores en el Concurso “El Trabajo y Los Trabajadores”.

 

El Diputado Federal Alejandro Rangel Segovia hace entrega del Primer Premio, por su fotografía titulada “Tapando una Fuga” a Juan José Ramírez Valencia.

 

Roberto Palacios Pérez, entrega un diploma a Everardo M. Hernández Palero cono ganador del segundo lugar en el Concurso “El Trabajo y Los Trabajadores”.

 

Alejandro Rangel Segovia  entrega Premio Everardo Hernández  Palero.

 

El presídium integrado -de izq. a der.-, por Lic. Rocío González Villafaña,  Lic. Bernardo Rangel Segovia, Lic. Roberto Palacios Pérez, Lic. Rubén Pérez Vargas y Arqlgo. Federico Vargas Somoza.

 

“Tapando una Fuga” 1er lugar. Foto: Juan José Ramírez

 

Fotografía titulada “Fuerza” que de acuerdo al fallo del jurado se le otorgó el segundo lugar, autor Everardo M. Hernández Palero.

 

“Un nuevo amanecer”, tercer lugar. Autor: Bernardo Álvarez.

 

 

 

ANTONIO GONZÁLEZ

 

Color y Perspectivas

 

Uno de los valores en que sustenta su autoridad en el medio un artista plástico, es el de generar formas que lo identifiquen. Uno de los escasos maestros, que en nuestro medio lo ha logrado, es el artista irapuatense Antonio González. Indiscutible valor que a través de no pocos años de ejercicio permanente ha logrado un oficio en que respalda sus cotidianas aventuras plásticas.

Creador de imágenes comunes (naturalezas muertas, paisajes), retratista singular, pinta con trazos violentos, toques precisos, empastes de color armónico y una fuerza y una ternura que lo singularizan y  le dan prestigio.

Reconocerlo y medir la dimensión de su trayectoria es un deber que la irapuateidad reclama.

El azar lo reúne en esta avenida de adolescentes con estatura desafiante. Carácter común que revela un rostro marcado con las miradas y las luces de quienes con idioma propio desafían etapas y el desdén por lo indomable.

Artista intenso que sostiene la dicción del tenor y la indulgencia de la tarde. Celebremos la irrealidad de la tela y el milagro que surge de las horas y los triángulos de pasión de Antonio González. 

(Texto tomado del Catálogo del 34 FIC, octubre 2006)

                                                                                                                                Federico Ramos Sánchez

 

 

34 Festival Internacional Cervantino

Color y Perspectivas

 

 

Filósofo

óleo/lienzo

 

 

 

Flacidez

óleo/lienzo

 

La Rinconada

óleo/lienzo

Colección privada

 

Momento de la inauguración de la muestra Color y Perspectivas, durante el 34 Festival Internacional Cervantino.

 

 

 

 

En  Hotel Irapuato

 

Dejó González gran Belleza en Imágenes y Color

 

Los muralistas se convirtieron en cronistas de la historia mexicana y del sentimiento nacionalista. La figura humana y el color se convierten en los verdaderos protagonistas de la pintura.

 La aplicación de pinturas al óleo y posteriormente las sintéticas, son técnicas características de los murales actuales, combinados con otros materiales y bases diversas con que se trata previamente el muro. Dentro de esta clasificación podemos mencionar aquellas obras de grandes dimensiones realizadas sobre tela, lienzo, soportes metálicos u otro tipo de soporte rígido (plástico, de madera, etc.); que luego son fijadas al muro.

Es el caso de la obra realizada por Antonio González en el Hotel Irapuato, que sabemos se encuentra ubicado en la zona de Catedral y el edificio de correos y telégrafos.

 

Tres obras de gran formato de  belleza plástica única, realizadas sobre fibracel  y fijas ante los muros del lobby  de ese hotel que a principios de los años 70, era lo más moderno de la Ciudad.

Don Raúl González (QPD), propietario del negocio, pero también del inmueble, tuvo la gran  visión de pedir al maestro González que pintara con tema libre unos murales.

Antonio González “El Charro” aceptó y entre los años 1972 y 1973, época joven de gran creatividad, plasmó tres obras de gran formato 4.30 X 3 metros cada una. La primera  El Progreso de Irapuato, las figuras principales: la Madre Tierra deja caer de sus manos la fresa, sobra decir que es la frutilla que nos da identidad y el obrero  recio, musculoso pleno de energía sostiene un enorme engrane, al mismo tiempo tras él “Tata Vasco”  tomándolo de los brazos, lo eleva. En la parte inferior unas figuras humanas salen corriendo porque simbólicamente un hombre les aplica castigo  por impedir el progreso. Como fondo se puede admirar el templo del Hospitalito.

 

El segundo casi mural retrata con un colorido  espectacular y con el sello del pintor, los festejos tradicionales del Bajío:  barriosel torito, Nacha la borracha, el viejo  enmarcado con papel picado y del lado izquierdo al fondo aparece la imagen de un adolescente Antonio González.

 

Color, imágenes que nos traen a la memoria como una película, en esa tercera gran obra del Hotel Irapuato, vemos la celebración del 2 de noviembre, flores de cempazúchitl, las ofrendas a nuestros antepasados difuntos y a un lado de la tumba mujeres de nuestro pueblo como sombras, arriba una calaverita seguramente de azúcar.

La cartonería, muñecas, mascaras, el caballito con su caña. El diablito, la peregrinación guiada por la Virgen de Guadalupe. La danza prehispánica en el mismo cuadro. Una belleza.

 

Nuestro guía el Gerente del Hotel, señor Raúl González, nos ha proporcionado la información, nos habla del orgullo de su señor padre de quien lleva el mismo nombre, del amor que tenía por esa obra, nos cuenta que en una ocasión le visitó la maestra María Chico, directora entonces del Museo de la Ciudad, le pidió que donara esa obra para colocarla precisamente en el Museo y encontró la negativa de Don Raúl “Imposible que hubiera aceptado -nos dice el actual gerente del Irapuato- él amaba esos enormes cuadros”.

Nos cuenta  además que le visitan extranjeros con frecuencia para admirar ese trabajo del Maestro González, que dos años ocupó para pintarlos, con intervalos, pues había ocasiones que dejaba de ir, otras sólo se presentaba poco o mucho tiempo, ante lo que ya tenía elaborado y se retiraba, bajo  su firma dejó anotado los años 72, 73 .

Clásico trabajo donde se retrata la realidad del Bajío y aspectos de su historia, así González  participa del muralismo mexicano que fue uno de los fenómenos más decisivos de la plástica contemporánea iberoamericana, de inspiración tradicional y popular,  exaltando su cultura y origen precortesiano.

 

 

Lola de Castro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lobby del Hotel Irapuato.”El Progreso” título del mural que aparece en primer plano.

 

 “Tradiciones del Bajío”.

 

“Tradición del México nuestro”.

 

 

 

 Nacha “La borracha”, al fondo Antonio González, como el  adolescente que recuerda y disfruta  esas fiestas populares.

 

Tres Acuarelas Reproducidas en Serigrafía

Título de la carpeta que Rubén González Villafaña, permite que ÁGORA  muestre en sus páginas a manera de homenaje a su padre, además de imágenes de 3 excelentes óleos.

Una vez más la perfección, la técnica depurada  deja ver  la calidad y la creatividad del autor el Mtro. Antonio González Juárez.